Nos pasamos la vida viviendo vidas paralelas simultáneas.

La real, la que has creado, con sus días buenos y no tan buenos, con sus amadas y odiadas cotidianidades, en esta dimensión nos encontramos seguros y somos en general medianamente felices.
Luego está nuestra vida paralela, en la que proyectamos y nos imaginamos como sería si hubiera o  hiciera esto. Y claro, puestos a imaginar esas decisiones siempre nos aportarían una dosis extra de felicidad y emoción asegurada.

Pero lo cierto, es que estas vidas el 99% de las veces son completamente paralelas. Jamás se encontrarán, viviran ignorándose la una a la otra.

Para ser realistas encontrar el momento de cambiar su dirección y hacerlas perpendiculares requiere grandes dosis de casualidad, sinceridad y valentía.

Pero por azar o porque inconscientemente lo hemos provocado, es ahora cuando ha llegado el momento de decidir si nos atrevemos a crear un punto de intersección entre ambas. Ver si seremos capaces de soportar las sensaciones de vértigo, miedo y vacío que provoca o si las podremos compensar con las ganas de retarnos y de conocernos mejor, de ver que somos capaces de hacer y de ser, en definitiva si seremos capaces de darnos una oportunidad para vivir una aventura.

Y de esto va a ir este blog…

Stories by Febrero.

En él os quiero contar todo lo que vamos a vivir, porque seguro que va a ser mucho y muy emocionante y compartir con vosotros todo el proceso hasta que decidamos si finalmente lo hacemos o no, en definitiva si tenemos un plan para empezar una nueva vida lejos de aquí, de toda nuestra gente, de todo lo que conocemos y donde nos sentimos seguros, o no.

¿ te apetece ayudarnos a trazar este plan para llegar al nuevo destino?

Pd: os aseguro que estamos en fases muy muy iniciales así que esto puede acabar tanto haciendo las maletas y cruzando medio planeta para empezar de nuevo como quedándonos quietitos pero sabiendo que es donde queremos estar.